Windows 8, revolución de diseño desde Windows 95

Estamos teniendo un día cargado de información sobre Windows 8, el próximo sistema operativo de Microsoft, que hace tan solo unas horas nos mostraba las primeras imágenes de su interfaz. Con esta pretende dar un salto de calidad y hacer que haya una mayor compenetración entre el hardware y el software.


Este cambio, según Microsoft es el mayor de diseño que ha sufrido el sistema operativo desde Windows 95, lo cual nos puede dar una pista del trabajo que está suponiendo el nuevo sistema operativo de las ventanas.


Nuestro objetivo con Windows 8 es hacer que la experiencia de usuario sea una extensión natural del dispositivo, desde el momento e n el que se enciende el PC hasta la interacción con las aplicaciones que conocemos y amamos. Esto representa un cambio fundamental en el diseño de Windows que no hemos intentado desde los tiempos de Windows 95, lo cual representa para nuestros socios de hardware para innovar con diseños de equipos nuevos.

Estas palabras fueron dichas por Mike Angiulo en Computex, donde se han difundido todas las informaciones que han surgido durante el día de hoy sobre el próximo sistema operativo de Microsoft.

Nueva interfaz para el sistema operativo, rediseño importante del sistema operativo… ¿y eso no supondrá que tendremos que tener un potente ordenador para poder mover el nuevo Windows 8? Pues según afirman desde la compañía no será así, ya que han trabajo en mantener los requisitos técnicos de los dispositivos en los mismos que tienen actualmente Windows 7.


Otra cosa que hicimos fue crear inteligencia en Windows 8 para adaptar la interfaz del usuario basada en el hardware que se tiene. Así que no tendrá que actualizar o comprar un nuevo PC, Windows se adaptará a su hardware.

Aseguraba Angiulo, aunque personalmente no me parece nada novedoso, salvo que este ajuste del sistema operativo no se haga a base de deshabilitar características para que el rendimiento de este siga siendo bueno.

El tiempo responderá a estas preguntas, y les recuerdo que cada vez falta menos para que conozcamos muchos más datos de Windows 8, ya que probablemente después de junio se distribuya la primera versión beta del sistema operativo con la que nos podremos hacer una mejor idea de que es lo que tendremos con este y si realmente Microsoft está siguiendo el camino correcto.

Tal vez te interesen estas entradas