Boletin de Noticias

jueves, 26 de mayo de 2011

Facebook ofrecerá servicio de música con Spotify

Facebook es el rey de la redes sociales, un lugar para hacer cotilleos, compartir eventos, fotografías, y cada aspecto de tu vida —útil e inútil, si me permiten decirlo—. ¿Qué echamos de menos en esta fiesta? Música. Mark Zuckerberg lo sabe y justamente por eso ha convenido una alianza con Spotify para que esté integrado dentro de los servicios de la red social dentro de las próximas dos semanas. No suena mal, ¿cierto?


Al parecer, según cuenta la gente de The Next Web, los usuarios verán aparecer un ícono en la parte izquierda de la pantalla, a lado de los íconos de las fotos y eventos. Claro, una vez que den clic allí los usuarios accederán a la vasta biblioteca musical, vía streaming, de Spotify.

Otro aspecto interesante como funcionalidad, pero también desde el punto de vista técnico, será la capacidad de compartir música con los amigos y escucharla de forma simultánea. Seguramente esto creará experiencias interesantes, y puesto que Spotify es un sistema P2P, donde es mejor que más y más usuarios compartan recursos simultáneamente, termina siendo una gran idea en todos los sentidos.

Dato importante: El servicio funcionará sólo en los países donde Spotify esté disponible. Aunque es posible que el convenio lleve eventualmente a la expansión definitiva, y mundial, de Spotify.

Otro aspecto interesante de analizar es la competencia en la convergencia de servicios. ¿Qué quiero decir? Facebook Music (digámoslo así) versus Google Music. Los dos gigantes se ven la cara de nuevo en un enfrentamiento de pesos pesados: Facebook tiene a su favor toda su plataforma social que con Spotify se convertirá en un “todo en uno”. Google, por su parte, posee una gran plataforma de servicios integrados a través de una cuenta, pero con pobre interacción social.

Dicho eso, creo que Facebook Music tiene el potencial de transformar la forma en la que compartimos música y de paso impulsar la tecnología streaming como estándar definitivo en toda la industria. Y si no, pues no. El caso es que Google Music es incipiente, que hace falta verlo, probarlo, explotarlo en sus límites, y si Google esperaba cambiar el negocio de la música con él, ahora tiene otro motivo para mejorarlo (y ponerse nervioso).

Como usuarios, esa competencia nos conviene.