El efecto de los móviles en el cerebro

Un incremento en el metabolismo de glucosa en la parte del cerebro más cercano a la antena. Sí. Por lo menos esa fue la conclusión de un nuevo estudio publicado el día de hoy por un grupo de investigadores en el pretigioso Journal of the American Medical Association.

El estudio viene a propósito de la inacabada discusión sobre los posibles efectos negativos de las señales de radiofrecuencia en nuestros móviles. Estuvo centrado en la evaluación del metabolismo de glucosa en el cerebro porque éste es un indicador de la actividad cerebral. Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2009 fueron reclutados 47 individuos con buen estado de salud y expuestos a este procedimiento:

  • Les fueron colocados teléfonos móviles en los oídos izquierdo y derecho.
  • Mediante una tomografía de emisión de positrones les hicieron mediciones de glucosa en el cerebro, dos veces:
  • Una con el móvil del lado derecho activado y sin sonido durante 50 minutos: Condición “on”
  • Y otra con ambos móviles desactivados: Condición “off”

Luego, mediante un análisis estadístico fue posible determinar que el metabolismo global del cerebro no difiere entre las condiciones “on” y “off”. En cambio, la región más cercana a la antena tuvo valores significativamente mayores para condiciones “on” que para condiciones “off”, situación que los científicos pudieron asociar directamente con la influencia de las ondas electromagnéticas del teléfono móvil.

En conclusión, la cercanía con la antena tiene un efecto claro en el cerebro: se acelera la cantidad de reacciones químicas y otros procesos físico-químicos en el área que llevan al cerebro a generar y obtener más energía —esto es, que se acelere el metabolismo de la glucosa—. Ahora bien, ¿cuál es el efecto, positivo o negativo, de toda esa aceleración metabólica? Nadie lo sabe. Aún.

Tal vez te interesen estas entradas