Boletin de Noticias

lunes, 14 de mayo de 2012

Microsoft financea "Pirate Pay", una iniciativa para acabar con el tráfico BitTorrent

Microsoft financea "Pirate Pay", una iniciativa para acabar con el tráfico BitTorrent.
La persecución que han venido sufriendo los diferentes servicios de descargas directas tras el cierre de Megaupload ha hecho que en los últimos meses las plataformas más utilizadas hayan sido las basadas en redes P2P, con BitTorrent a la cabeza. Esto es algo que no ha pasado desapercibido para las grandes productoras y empresas creadoras de software y videojuegos, por lo que el siguiente movimiento lógico consiste en buscar métodos que bloqueen las redes P2P o por lo menos que las ralenticen.

En ello están empresas como Pirate Pay, una startup de origen ruso que comenzó desarrollando sistemas para gestión de tráfico y monitorización de contenidos en redes BitTorrent y que ahora afirman han creado una tecnología capaz de bloquear las descargas basadas en este protocolo.

En un primer momento, su intención era la de ser capaces de que los ISPs pudieran gestionar (filtrar) una parte del tráfico que circula a través de redes P2P, reduciendo o limitando el ancho de banda asignado a cada cliente. Sin embargo, posteriormente se dieron cuenta de que podían bloquear por completo las redes BitTorrent, impidiendo la distribución de material protegido por derechos de autor.

Ésto, según publican diferentes medios, suscitó el interés de empresas como Microsoft, que les financió con 100.000 dólares, ayudando a completar el desarrollo del sistema y a que fueran conocidos por distribuidoras como Walt Disney Studios y Sony Pictures, que contrataron sus servicios el pasado diciembre.

Ahora, Pirate Pay afirma que está en disposición de bloquear el funcionamiento de una red BitTorrent y aunque no han desvelado cómo lo hacen exactamente, si han sugerido que su método está basado en una red de servidores que se hacen pasar por clientes que envían tráfico específico para confundir al resto de clientes auténticos sobre las verdaderas direcciones IP de éstos, obligando a la desconexión entre pares.

Aunque de momento han tenido un éxito limitado, pues no todos los clientes “atacados” con su método se desconectan, parece que cuentan con el apoyo de la industria para seguir desarrollando su sistema, así que no sería sorprendente que en poco tiempo viéramos avances en este sentido.