Boletin de Noticias

miércoles, 30 de mayo de 2012

Flame, la ciberarma más sofisticada detectada hasta ahora

Identifican un nuevo virus con 20 veces más código que Stuxnet y 100 veces más código que un virus convencional. 
La firma desarrolladora de soluciones de seguridad Kaspersky, ha anunciado que ha descubierto un nuevo virus informático con una potencia de destrucción sin precedentes que estaría siendo utilizado contra distintos países de Oriente Medio.Este virus informático conocido como “Flame”, ha sido descubierto por los ingenieros de Kaspersky durante una investigación impulsada por la International Telecommunication Union (ITU). Al parecer no se trata de un virus informático cualquiera, y es que Flame tiene hasta 20 veces más código que el virus Stuxnet descubierto en 2010 y con el que se llegó a infectar entre otras cosas a los sistemas de las centrifugadoras nucleares iraníes, y hasta 100 veces más código que un virus convencional.

Debido a la gran complejidad de Flame y a la naturaleza de sus ataques, ningún software de seguridad lo ha detectado durante años. Flame podría estar siendo utilizado estratégicamente contra una serie de países con diversos fines como el espionaje.

Según los expertos de Kaspersky, la complejidad de Flame supera con creces a todas las amenazas cibernéticas detectadas hasta ahora.

Este virus informático llevaría según las primeras investigaciones cinco años activo, en los que habría sido capaz de infectar sistemas provocando la pérdida masiva de datos, el robo de información financiera, cambiando la configuración de equipos de forma remota, tomando capturas de pantalla o activando los micrófonos de equipos para grabar conversaciones entre otras cosas.

De momento se desconoce a ciencia cierta hacia que país está dirigido este virus, pero las primeras investigaciones se iniciaron tras una serie de incidentes que provocaron la pérdida de datos en sistemas de Asia Occidental.

Los países en los que Flame ha infectado más equipos son; Irán, Israel, Sudán, Siria, El Líbano, Arabia Saudí y Egipto.

El informe de Kaspersy y del Laboratorio de Criptografía y Seguridad de Hungría, señala que dada su complejidad podría tratarse de una especie de ciberarma de algún país, aunque de momento no existen pruebas que identifiquen su origen.

Cada vez son más utilizados los virus informáticos como armas o herramientas de espionaje contra otros países. Flame es la tercera ciberarma detectada durante los últimos años después de Stuxnet y Duqu.