Boletin de Noticias

martes, 13 de septiembre de 2011

Trucos para que la batería de tu portátil dure más

Estamos muy bien enterados que ña batería de los Pc portátiles es un verdadero quebradero de cabeza. Si un MacBook puede llegar a las seis o siete horas de batería sin despeinarse, los usuarios de Windows dan gracias al cielo cuando equipo aguanta cuatro horas. No obstante, esta desesperante situación puede cambiar si seguimos una serie de consejos que a continuación compartimos con todos nuestros visitantes.

Planes de energía de Windows 7
Las últimas versiones de este sistema operativo traen consigo un interesante configurador de planes (esquemas) de ahorro energético. Se puede acceder a él a través de la ruta Inicio-Panel de control-Sistemas y seguridad-Opciones de energía. Allí, podremos 'toquetear' (a través de 'cambiar la configuración del plan') aspectos como el brillo de la pantalla cuando estemos conectados a la red eléctrica mediante un cable o funcionando solo con la batería.

Configuración avanzada de energía
Si en el menú anterior, el de planes o esquemas de ahorro de energía, pulsamos sobre 'Planes de ahorro de energía avanzados' , podremos configurar elementos muy interesantes, como el tiempo que tarda Windows en desconectar el disco duro o en entrar en hibernación. En este último estado, nuestro Pc 'se va dormir' de forma automática salvando, eso sí, el trabajo que estemos realizando en ese momento, ya sea en el navegador de Internet, en una hoja de Excel o en un documento de Word. Este milagro se produce porque el sistema se apoya en la memoria RAM para poder conservar las tareas realizadas.

Desactivar conexiones
La antena Wi-fi y el Bluetooth son dos sistemas que, literalmente, vampirizan la energía almacenada en nuestra batería. Así que cuando no vayas a conectarte a Internet o no tengas intención de sincronizar un dispositivo externo (como un móvil) a tu Pc, es mejor desconectarlos.

Desactivar tareas innecesarias
Los Pc siempre están haciendo cosas: buscando actualizaciones, ejecutando procesos secundarios, activando programas desde el inicio… Muchas tareas subterráneas que se suman a lo que estamos haciendo nosotros (navegar por Internet, ver una película, trabajar, escuchar música) y que crean un combo que va mermando la energía. La mejor forma de controlar (y conocer) este tipo de procesos indirectos, por llamarlos de alguna manera, es a través de programas como AutoRuns para Windows.

Con él, sabremos qué programas están configurados para ejecutarse durante el inicio del sistema o al inicio de la sesión, y también podremos desactivarlos. Sin embargo, debes de tener cuidado: interrumpe solo aquellos archivos que conozcas, como el típico .exe que inicia un programa que venía con nuestra cámara de fotos y que no necesitamos usar cada vez que encendemos el portátil. Si no vas con precaución y desactivas el archivo equivocado, puedes provocar que tu equipo se vuelva inestable, y al final el tiro te puede salir por la culata: cuanto más tarde el ordenador en iniciarse, más energía consumirá.

También podemos utilizar MsConfig, el programa que viene de serie en Windows, para hacer lo mismo. Para ejecutarlo, pulsa Inicio-ejecutar y escribimos MsConfig; le das a aceptar, y ya está.

Sanea tu disco duro
Cuanto 'más limpio' esté nuestro disco duro, su acceso será más sencillo y se consumirá menos. Para adecentarlo, nada mejor que un análisis profundo con un antivirus y una desfragmentación, al menos una vez a la semana.

Cuidado de la batería
Descarga completamente (y vuelve a cargarla) la batería al menos una vez al mes. Esto hará que los iones se mantengan en movimiento y no se pierda capacidad de carga. También es recomendable no dejar enchufado el portátil continuamente a la red, ya que el ordenador corre peligro de sobrecalentarse.


Desactivar unidades ópticas

Como el lector de DVD o los puertos USB. Si no los vamos a utilizar y andamos cortos de batería, es mejor dejarlos de lado temporalmente, ya que consumen batería aunque no estén en funcionamiento. Para hacerlo, pulsa en Inicio-Panel de control-Sistemas y seguridad-Sistema-Administrador de dispositivos. Allí, podrás deshabilitar componentes a nuestro antojo. Al igual que ocurre con el truco de 'Desactivar tareas innecesarias', solo debes desactivar aquellos dispositivos que conozcas bien y no vayas a usar. Si no, corres el riesgo de que tu ordenador deje de funcionar por completo.