Boletin de Noticias

viernes, 1 de julio de 2011

Consejos básicos para proteger y asegurar tu Android

La seguridad de un teléfono hace años pasaba por llevarlo siempre en el bolsillo, si uno lo perdía lo único que le preocupaba era el valor material del propio teléfono y como mucho los contactos que llevábamos en la tarjeta SIM. 

Apenas hace unos meses una persona de mi entorno perdió su teléfono móvil, concretamente una Blackberry, y lo primero que tuvo que hacer, antes incluso de anular el teléfono por Imei fue conectarse a cambiar todas las contraseñas de las cuentas que tenia sincronizadas en el teléfono, el correo, calendario, Facebook, Twitter, PayPal…

El móvil ya no es un aparato para llamar, llevamos nuestra vida digital dentro de el, por eso hay que ser especialmente cuidadosos con los comportamientos y costumbres a la hora de usar nuestro teléfono, aquí os dejo unos cuantos consejos para evitar sustos.

  1. Bloquear el móvil convenientemente. Para ello tenemos las opciones de serie que lleva Android, en mi caso utilizo el patrón para desbloqueo sin mostrar el dibujo para que nadie lo pueda ver. En mi caso suelo dejar el teléfono encima de la mesa del trabajo y tengo compañeros un poco bromistas, así evitamos que la gente manipule nuestro teléfono sin autorización. 
  2. Instalar aplicaciones de medios conocidos. Es importante tener cuidado sobre lo que se instala en nuestro terminal, sobre todo con aplicaciones descargadas de internet de paginas no recomendadas ya que podemos estar instalando malware en nuestro teléfono. Es importante saber lo que instalamos. 
  3. Fijarse en los permisos de las aplicaciones. Es muy importante comprobar cuales son los permisos que va a utilizar una aplicación, si encontramos un lector de pdf que accede a nuestros sms lo recomendable es buscar en los comentarios del market o en la pagina del desarrollador por que accede a esta función de nuestro teléfono y si dudamos desinstalarlo. 
  4. Cuidado al conectarse a redes wifi desconocidas. Si encontramos una wifi abierta para conectarnos pueden ser tres casos, alguien que no sabe cifrarla, alguien altruista o un honeypot. Un honeypot es una trampa para cazar al cazador, si pensamos que estamos en una red navegando por la cara es posible que en realidad estén auditando nuestro tráfico. Así que en estos casos no está mal para navegar por ciertas paginas, pero tened cuidado con hacer login en vuestras cuentas personales.
  5. Proteger acceso a ciertas aplicaciones. En este artículo hablamos de varias aplicaciones que permiten una vez dentro del sistema Android bloquear el acceso a ciertas partes como por ejemplo los mensajes o el correo mediante una contraseña. Así dispondremos de un sistema de doble protección, uno para acceder al teléfono y otro para las aplicaciones que consideremos criticas. 
  6. Actualiza, actualiza, actualiza… Muchos de los fallos de seguridad de las aplicaciones vienen dados por bugs en su programación inicial, cada actualización, aparte de aportar mejoras suelen venir con correcciones de errores que podrían ser explotados por malware, como en su día el caso del Adobe Flash 10.2
  7. Una vez perdido, bórralo. Tenemos aplicaciones como Prey, Lookout o Cirrus Manager que ante pérdidas del teléfono nos permiten saber la localización por GPS, lanzar una alarma en el móvil o simplemente hacerle un hard reset remoto para borrar toda nuestra información.
  8. Cuidado con lo que guardamos en la SD. La tarjeta de memoria es el dispositivo menos seguro de nuestro teléfono, no viene protegido y simplemente con sacarla y conectarla a un equipo tenemos toda la información disponible. Hay que tener especial cuidado con lo que tenemos almacenado en la SD, información personal, archivos del trabajo, fotos “comprometidas”… Es muy importante tener una tarjeta de memoria lo más aséptica posible, si necesitas llevar ficheros importantes en tu teléfono opta por un almacenamiento en nube tipo Dropbox. 
  9. Protege tus contraseñas. Son nuestro bien más preciado, incluso más que el propio teléfono, si nos roban nuestras contraseñas perderemos el correo, nuestros perfiles en redes sociales, nuestros datos online… Incluso nos puede generar algún disgusto si alguien envía un correo de malos modos en nuestro nombre. Para protegerlas tenemos aplicaciones como Biowallet2Browser. El último consejo es concienciarse uno mismo de lo que tiene entre las manos es un ordenador, si en nuestro PC de escritorio seguimos unas reglas mínimas de seguridad como no abrir ficheros desconocidos, no dejar la sesión abierta o no abrir paginas sospechosas, debemos trasladar todas estas normas a nuestro teléfono. Ya no tenemos un teléfono móvil, tenemos un ordenador que llama, con sus ventajas y sus riesgos por ello siempre hay que tener en cuenta que nosotros somos la primera y última línea de seguridad de nuestro móvil.