Boletin de Noticias

viernes, 15 de abril de 2011

Google Translate traduce directamente desde tu voz, en Google Chrome

La versión web de Google Translate ha recibido una pequeña actualización, que permite realizar traducciones del texto que queramos diciéndolo directamente con nuestra voz, algo que ya se podía hacer en las versiones móviles de este servicio de Google. Sin embargo en la versión web esta posibilidad no estaba disponible —tan solo podíamos escuchar la traducción— del texto que hayamos puesto con nuestro teclado. Sin embargo, esta posibilidad ya está disponible, aunque solo para Google Chrome. Esto es posible gracias a la API de reconocimiento de voz que se integró en Google Chrome 11.

Así pues, para poder usar esta característica directamente desde nuestro navegador tendrás que usar la beta de Google Chrome 11 o una versión superior. Y por supuesto, entrar en Google Translate y elegir que queremos traducir desde el idioma inglés, ya que por el momento el resto tan solo reconoce dicho idioma. Si cumplimos con estos pequeños requisitos en la parte inferior izquierda del cuadro de texto nos aparecerá un icono. Pinchando sobre este nos aparecerá un pequeño pop-up que hará el reconocimiento de voz.

Esta noticia que como tal no puede resultar demasiado importante si lo es por algo que puede comenzar a pasar y que viene ocurriendo desde hace un tiempo: que las diferentes características de los navegadores permitan usar de un modo diferente un mismo servicio web.

Probablemente no suceda algo tan exagerado como ha ocurrido en años anteriores con Internet Explorer que iba por donde quería en lo que se refiere a estándares web y eso hizo que las páginas web se visualizasen de forma diferente si solo estaba diseñada para el navegador de Microsoft o aumentar la carga de trabajo en el diseño de la página web para que esta se viera correctamente en todos los navegadores, lo cual era un quebradero de cabeza hasta hace poco que todavía algunos tenían que diseñar sitios web —corporativos sobre todo— con compatibilidad para Internet Explorer 6.

En este caso no creo que vaya a suceder algo similar, sino que algunos se están adelantando en la adopción de determinadas características que en el futuro estarán en todos los navegadores para mejorar su servicio y de paso atraer más usuarios. Google tiene esa ventaja, al desarrollar su propio navegador puede adaptar sus servicios mejor a este, pudiendo sacar un mayor rendimiento, esto es algo que vemos con este caso y también se tiene, por mencionar otro caso, con las notificaciones de Gmail. Solo podemos esperar que el resto de navegadores vayan adoptando rápido las diferentes tecnologías y estándares que reinarán la web en los próximos años, para que no se produzca una brecha entre ellos.