Boletin de Noticias

martes, 1 de marzo de 2011

Una guerra nuclear revertiría los efectos del calentamiento global

De acuerdo a un experimento de la NASA, la explosión de 100 bombas atómicas de Hiroshima revertiría los efectos del calentamiento global.

Una guerra nuclear provocaría un enfriamiento “sin precedentes” del planeta, ya que se revirtiría los efectos del calentamiento global, según un experimento realizado por científicos de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA por sus siglas en inglés).

La prueba consistió en simular una explosión nuclear de 15 mil toneladas de trinitrotolueno (TNT) – equivalente a cien bombas atómicas de Hiroshima y al 0.03% del arsenal nuclear del mundo- y según predijeron los investigadores, los incendios resultantes levantarían aproximadamente cinco millones de toneladas métricas de carbono negro en la parte superior de la tropósfera, la capa más baja de la Tierra, produciendo que técnicamente se invierta el calentamiento global.

Este hipotético escenario llevaría a que la temperatura media del planeta se reduzca 1.25 grados centígrados en dos a tres años. Mientras que en Europa, Asia y Alaska la temperatura bajaría entre 3 a 4 grados, pero en el Ártico y en la Antártida podría haber ligeros incrementos.

No obstante, según la NASA, estos cambios tendrían un efecto severo en la agricultura, afectando áreas que son susceptibles hasta finales de primavera y durante las primeras heladas de otoño, lo cual llevaría a pérdidas de cosechas y hambrunas.