Boletin de Noticias

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Concept car de Mercedes Benz está como para ser fabricado en invernaderos

Mercedes Benz acaba de mostrar en el Salón del Automóvil de Los Angeles el Biome, un modelo conceptual ultraliviano con una idea ecológica que hoy suena tan irrisoria como interesante. Un vehículo orgánico y funciona como las plantas. No es que realice fotosíntesis, pero algo similar porque almacena la luz y para uso posterior, pero a diferencia del común de los vehículos solares, este convierte l energía en un químico secreto llamado BioNectar4534.

Según explican los cerebros detrás del automóvil, el Biome se amolda específicamente a los deseos del conductor a partir de una semilla modificada genéticamente para conformar su interior y otra semilla que daría forma al exterior, además de cuatro adicionales que dan forma a cada una de las ruedas.

El concepto suena extrañísimo, lo sé. Además, no tiene para cuando, pero si llega a hacerse realidad y es la tecnología llamada a salvar a la humanidad, probablemente sea inalcanzable de todos nosotros. Mejor, mientras lo digerimos, deleitémonos con su estructura.